Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, facilitarle un acceso más rápido a los mismos y personalizarlos mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra política de cookies

x

AGUAS DE HUELVA COLABORA CON LA ASOCIACIÓN DE ABASTECIMIENTO Y SANEAMIENTO DE ANDALUCIA
jueves, 16 de febrero de 2012
AGUAS DE HUELVA COLABORA CON  LA  ASOCIACIÓN DE ABASTECIMIENTO Y SANEAMIENTO DE ANDALUCIA
 
Aguas de Huelva, colabora con la  Empresa Andaluza  ASA,  en la conmemoración de  su 25 Aniversario.
 
Desde su creación, Aguas de Huelva ha apoyado a la Asociación en todos sus proyectos, no solo por ser miembros de la ésta, sino porque dos de los ocho Presidentes que han ostentado cargo desde su constitución, han sido Gerentes de Aguas de Huelva. Siendo además, el actual Gerente, Manuel Perez, también  miembro del actual Consejo Rector.
 
Para este 25 Aniversario, ASA ha publicado un libro donde Aguas de Aguas de Huelva ha participado insertando un artículo suscrito por la periodista onubense Isabela de Mier Morales y titulado “Equilibrio Solidario”.
 
 
EQUILIBRIO SOLIDARIO
 

... El agua lava la yedra; rompe el agua verdinegra; el agua lava la piedra... Yen mi corazón ardiente, llueve, llueve dulcemente Juan Ramón Jimenez (1881-1958)

Por Isabela de Mier Morales


El agua es mujer, pero para jugar en solitario se acompaña de "el" y se recrea en "las" para ser más plural. Es mujer, pero los piropos y ofensas, antes son masculinos y detrás retoman su feminidad. El agua es mujer, pero puestos a compartir, cede su género si la lluvia le sorprende sin paraguas.
 
 
El agua es vida, pero es causa y lugar de muerte. Ya desde la antigüedad de los mitos y leyendas, se muestra como ejemplo de la fertilidad de las ninfas, la regeneración y la cura, pero también de criaturas acuáticas, que seducen a sus víctimas para ahogarlas en la oscuridad.
 
El agua es vida porque la humanidad se seca sin ella, pero al mismo tiempo muere ante la amenaza de desastres causados por su furia.
 
El agua es principio y fin, pero en un círculo donde los pasos se repiten una y otra vez, y nada empieza y nada acaba.
 
El agua es un ciclo de antagonismos y rivalidades, oculto hoy día en una rutina tan cotidiana que se olvida... mientras siga brotando agua del grifo y el desagüe arrastro la inmundicia. Un ciclo que necesita encontrar el equilibrio para entenderlo como un recurso valioso y limitado que debemos cuidar, pero también combatir, para que la falta de solidaridad del agua con el hombre no consiga dominamos con sus iras y huidas.
 
El agua, como la propia dialéctica de la naturaleza, es obra y destrucción, y sin juegos de palabras, mitos y leyendas, filosofía o extrapolaciones, respecto a su ciclo, las inundaciones y sequías son los riesgos naturales de mayor importancia en Andalucía. Según el Atlas de la Historia del Territorio de Andalucía, a lo largo de los siglos XIX y XX, las sequías más greses fueron las producidas en los periodos 1941-1945, 1979-1983 y la más aguda de todas, la de 1990-1995, mientras que los episodios catastróficos por inundaciones han afectado a buena parte de la geografía andaluza en distintos momentos de la historia.
 
El ciclo del agua, el agua en sí mismo, requiere equilibrio. Justa proporción para construir una base general que promueve la cooperación y fomente prácticas responsables y sostenibles de los recursos hídricos. Le clave es el esfuerzo individual, la implicación plena de cada habitante, pero unido a las acciones globales.
 
Y en este sentido, en Andalucía, se ha pasado a la acción de la mano de la gestión. Se cumplen 25 años del nacimiento de ASA, la Asociación de Abastecimiento de Agua y Saneamiento de Andalucía que celebra la apuesta por el equilibrio solidario del agua, en su más amplio sentido. ASA, unas siglas que se presentan como el asidero donde agarrarse paro mejorar la calidad del agua, conseguir la gestión eficiente de los recursos y desarrollar políticas activas de sensibilización y control para evitar riesgos medioambientales. Políticas activas paro la gestión de situaciones de crisis y de emergencia; control de calidad sanitaria; eficiencia de las infraestructuras disponibles, desarrollo de zonas desfavorecidas y alerta ante catástrofes o desastres naturales.
 
Una filosofía, que en colaboración con las administraciones, se extiende a la ciudadanía para, mediante la participación social, lograr ese equilibrio necesario que mantenga el ciclo inalterado de principio a fin, donde nada acaba.
 

:

Más noticias
Oficina  Virtual Factura sin Papel Cita Previa Pago Online Aguas Huelva Acceder a portal de transparencia (se abre en ventana nueva) Enlace a la web dia mundial del agua 2016